¿Para qué sirve un vídeo corporativo?

El vídeo corporativo afianza la imagen de marca de la empresa. Obviarlo, en una era moderna en que el mercado cada día tiene más competitividad significa perder terreno y visión.

Es una forma más fácil y directa de llegar al público, que genera una mayor confianza y seguridad en el cliente.

Vídeos corporativos e institucionales

El vídeo corporativo es la mejor forma de presentación que tiene una empresa hoy en día. Es una forma rápida y directa de proyectar su imagen y mejorar y elevar su posicionamiento entre los clientes y el mercado.

Reproducir vídeo
Reproducir vídeo
Reproducir vídeo
Reproducir vídeo

En este tipo de vídeos se muestra la actividad de la empresa con detalle, así como sus objetivos y valores, destacando sus puntos fuertes y sus peculiaridades, reforzando la identidad corporativa de la empresa.

El uso del vídeo como herramienta de promoción tiene una amplia variedad de posibilidades. Esto nos permite diferencias entre distintos tipos de vídeos:

El vídeo corporativo y el institucional por ejemplo, tienen en común el desarrollo de la identidad corporativa de una organización. Sin embargo, mientras que el vídeo corporativo representa a una empresa, el vídeo institucional se centra únicamente en instituciones como fundaciones, ayuntamientos, museos, entre otras.

Por otro lado nos encontramos con el vídeo industrial, cuya finalidad es mostrarnos las instalaciones y las fases de producción de una compañía.

Estas tres clases de vídeos, el corporativo, el institucional y el industrial pueden utilizarse de forma interna dentro de la empresa, o externa, de cara al público.

Sin embargo, existe otra tipología de vídeo, el promocional que busca destacar sobre la competencia. Además por su carácter puede incidir positivamente en las ventas así como en la fidelización de los clientes.

Benefícios del vídeo corporativo

Hay que tener en cuenta que múltiples usuarios realizan búsquedas de información a través de formatos audiovisuales, por lo que tener un buen vídeo puede convertirse en un gran aliado para que nos encuentren potenciales clientes a través de algún canal.

Los principales buscadores, aportan además valor añadido a aquellas páginas web que contienen vídeos. De hecho un vídeo aumenta las posibilidades de aparecer en las primeras posiciones de búsqueda en un 50%.

Además los usuarios prefieren ver una imagen real ya que les aporta mucha más credibilidad que un texto o imagen estática. Les permite apreciar el producto o servicio con detalle, aumentando las posibilidades de venta.

Será más social, ya que los usuarios podrán compartir el contenido con sus redes de contacto, comentarlo y valorarlo, ganando más notoriedad.

Por todo ello, las empresas que disponen de vídeo corporativo suelen obtener más oportunidades de negocio.

¿Hacemos tu vídeo corporativo?

¡Solicítalo
ahora!